• Fiecco Asesores

¿Podrá el Gobierno espiar nuestras redes?

Actualizado: 31 oct 2020

El nuevo Anteproyecto de Ley General de Telecomunicaciones ha puesto en alerta a gran parte de la sociedad

El gobierno de España presentó el pasado mes de septiembre su Anteproyecto de Ley General de Telecomunicaciones , que viene a reformar la actual Ley 9/2014 de Telecomunicaciones. Mientras la pandemia avanza y se aplican medidas cada vez más restrictivas, esta iniciativa ha despertado cierto recelo entre los ciudadanos y varios medios de comunicación, quienes han visto una posible amenaza para derechos y libertades.

Este anteproyecto incluye grandes novedades como la co-inversión o los estudios geográficos, pero si por algo ha sido comentado es por la polémica generada por lo establecido en su artículo 4.6 , que dice que “el Gobierno, con carácter excepcional y transitorio, podrá acordar la asunción por la Administración General del Estado de la gestión directa o la intervención de las redes y servicios de comunicaciones electrónicas en determinados supuestos excepcionales que puedan afectar al orden público, la seguridad pública y la seguridad nacional”.

Este artículo viene a otorgar al Gobierno la capacidad de intervenir servicios de comunicación independientes de numeración como pueden ser Whatsapp o Telegram en defensa del orden público, la seguridad pública o la seguridad nacional. Entonces, ¿podría el Gobierno intervenir nuestras redes en defensa de la salud pública por motivo de la pandemia? Lo cierto es que el Gobierno podría utilizar estas redes para enviar alertas en caso de extrema gravedad, pero no se trata de espiar a los ciudadanos ni de enviar mensajes en su nombre. Así lo explica la propia Ley: “esta facultad sólo se podrá ejercitar respecto de los proveedores de servicios de comunicaciones interpersonales independientes de la numeración cuando tengan asignada la obligación de transmitir alertas públicas en caso de grandes catástrofes o emergencias inminentes o en curso.”

Periodistas, Youtubers y muchas otras personas pusieron el grito en el cielo ante lo que calificaron una injusticia y una grave vulneración del artículo 18 de la Constitución , alegando que este Anteproyecto de Ley supone un ataque al derecho a la intimidad personal . Fueron varias las noticias publicadas que anunciaron que el Gobierno pretendía espiar conversaciones personales de los ciudadanos mediante esta iniciativa y que se les permitiría enviar mensajes en nuestro nombre.

Lo cierto es que la situación que estamos viviendo por la pandemia ha hecho que varias personas hayan visto peligro en este Anteproyecto de Ley. Hay que recordar que nos hallamos en un contexto en el que se han podido vulnerar derechos y libertades de los ciudadanos con un confinamiento de dudosa constitucionalidad. Por ello mucha gente ha interpretado este Anteproyecto de Ley como un nuevo ataque a nuestras libertades. Sin ir más lejos, esta misma semana el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha tumbado las medidas tomadas por el Gobierno Vasco que limitaban a un máximo de seis personas las reuniones al considerar que no se pueden limitar derechos sin estado de alarma. Ante esto, han tenido que limitarse a recomendar en lugar de obligar.

La realidad es que en principio no se está permitiendo al Gobierno espiar las conversaciones de la gente partiendo desde esta legislación. De la misma manera, tampoco se le está habilitando para intervenir redes de particulares y enviar mensajes en su nombre. De hecho, la Ley de Telecomunicaciones de 2003 ya autorizaba al Gobierno a intervenir con carácter excepcional las redes de comunicaciones. Por tanto, en principio no deberíamos preocuparnos, pues no parece que vaya a producirse ninguna vulneración del artículo 18 de la Constitución. En todo caso, toca esperar y ver cómo se desarrolla este Anteproyecto de Ley.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo